Ayudemos a la prevención de los incendios forestales en verano

Noticias

Publicado el 26/08/2022 por Voluntariado Afundación

 


El cambio climático se ha convertido en una realidad que se extiende y nos preocupa cada vez más a todos los que habitamos en este planeta. Sus consecuencias se están intensificando de forma alarmante, siendo el ascenso de las temperaturas medias, la subida del nivel del mar, el deshielo en el Ártico o el aumento de los eventos meteorológicos, fenómenos cada vez más habituales.

Esta realidad agrava la problemática de los incendios forestales, que han cogido velocidad en los últimos años, volviéndose más peligrosos y difíciles de controlar. Este tipo de incendios, se corresponden con un fuego que se propaga sin control alguno a través de vegetación rural o urbana, poniendo en peligro tanto a las personas, como a los bienes y al medio ambiente.

Los incendios forestales están arrasando bosques y paisajes, empeorando la situación medioambiental y climática, provocando el aumento de las temperaturas, los períodos de sequía prolongados y con ello, las olas de calor. Las consecuencias están siendo devastadoras, siendo imprescindible crear conciencia en nuestra sociedad sobre la importancia de la prevención de dichos incendios desde la propia acción individual.

España es uno de los países de la Unión Europea que más se está viendo afectado por los incendios forestales. Pese a no haber terminado aún la temporada de incendios de este año, según las estimaciones del Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (EFFIS), el fuego ya ha devorado casi 200.000 hectáreas de bosque y se contabilizan 30 grandes incendios forestales.
Ha dejado de ser una perturbación natural para convertirse en una terrible amenaza, que en más de un 96% de los incendios de causa conocida en nuestro país está ocasionada por el ser humano.

La extinción no resuelve el problema, por ello debemos invertir en prevención. De esta forma, es realmente importante conocer bien cómo prevenir los incendios forestales y qué medidas podemos tomar para ello. A continuación, te contamos algunas recomendaciones para evitarlos:

No hacer fuego en época de incendios

Debemos evitar hacer fuego entre el 1 de junio y el 1 de noviembre, al ser la época de mayor riesgo de incendios, sobre todo al mediodía y al atardecer, en los meses de julio y agosto. Hay que concienciarse y evitar hacer fogatas o barbacoas ya que cualquier chispa puede causar un desastre.

No abandonar residuos que puedan provocar un incendio

Abandonar residuos tales como botellas, papeles, objetos de cristal -que actúan como una lupa- puede acabar en tragedia. A su vez, fumar en el bosque, arrojar colillas o cerillas resulta especialmente peligroso, ya que el viento puede transportarlas y activarlas.

Evitar el uso del coche o aparatos mecánicos

Los automóviles deben estacionarse en espacios habilitados para ello o en zonas despejadas de pastos o matorral. El contacto del tubo de escape a alta temperatura con los matorrales secos podría generar un incendio. A su vez, se debe evitar el uso de motosierras o cualquier aparato mecánico que pueda provocar chispas y calor intenso.

Invertir en gestión forestal

Podemos evitar incendios forestales desde la precaución y la prevención, a través de una correcta gestión forestal. Resulta imprescindible actuar de forma directa sobre las causas que los provocan, con el fin de evitar que se repitan cada año. Para ello, es necesaria una mayor inversión en selvicultura preventiva, el tratamiento y gestión de nuestros bosques y paisajes, trabajos de prevención, planificación y preservación.

Aumentar la concienciación ambiental

Como hemos mencionado anteriormente, el ser humano es una de las principales causas de estos incendios. Por ello, lograr conciencia de los riesgos y las consecuencias puede ser una buena forma de acabar con ellos.

Aplicar la ley y aumentar los controles

Se debería garantizar el cumplimiento de la normativa medioambiental, aplicándose contra quienes provocan incendios forestales. A su vez, es necesario invertir en medios humanos y técnicos para impedir en la medida de lo posible este tipo de delito.

Saber reaccionar ante un incendio

Finalmente debemos tener presente que si vemos un incendio hay que llamar inmediatamente al 112 de Emergencias o al 062 de la Guardia Civil, dar el mayor número de datos posible y huir lo más deprisa posible en contra de la dirección del viento.

En Afundación estamos totalmente comprometidos y alineados con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 13 (ODS 13): Acción por el clima, queriendo aportar nuestro granito de arena a través de nuestros esfuerzos por impulsar un movimiento, crear conciencia y mirar por el bienestar de nuestro planeta y el de todos los que en él habitamos.

comentarios