El medio ambiente, otra víctima silenciosa de la guerra y los conflictos armados

Noticias

Publicado el 06/11/2022 por Voluntariado Afundación

 

A lo largo de la historia de la humanidad, siempre se han contado las víctimas de la guerra en términos de muertos y heridos, de ciudades destruidas y medios de vida derrumbados. Dejando escalofriantes escenarios, en los que miles de personas han perdido su medio de vida y su sustento.


Sin embargo, poco se habla en estas situaciones del medio ambiente, otra víctima silenciosa, con gran frecuencia olvidada y silenciada. Cultivos quemados, pozos de agua, mares y océanos contaminados, suelos y aguas envenenados, animales sacrificados, bosques quemados, talados… todo válido con el fin de lograr una ventaja militar y sin tener en cuenta el verdadero recuento final de daños de una guerra.

En muchas ocasiones, es la propia explotación de los recursos naturales la principal causa de la guerra o conflicto armado, ya sea por su valor como por su escasez.

La necesidad de garantizar la preservación del medio ambiente no es algo nuevo, de hecho, es algo que cada vez oímos con más frecuencia. Y no solo estamos hablando de cuidarlo en nuestro día a día, sino de tenerlo también presente en las estrategias para la prevención de conflictos, así como para el mantenimiento de la paz y su consolidación. Porque deberíamos tener claro que, si los recursos naturales que sostienen los medios de subsistencia y los ecosistemas son destruídos, no será posible alcanzar la paz duradera.

Por ello, cada 06 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la prevención de la explotación del medio ambiente en la guerra y los conflictos armados. Un día declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el fin de garantizar que la preservación del medio ambiente forme parte de las estrategias anteriormente mencionadas.

Con el paso de los años se ha reconocido que unos ecosistemas saludables y unos recursos naturales que estén gestionados de manera sostenible pueden contribuir a la reducción de riesgo de los conflictos armados.

Y es que cuando se agrede al medio ambiente, no solo estamos poniendo en juego la propia supervivencia del ser humano, sino también la de muchas especies.

Consecuencia de ello, durante décadas de enfrentamientos el planeta se ha enfrentado a la pérdida de ecosistemas y recursos naturales de gran valor como los bosques, la fauna y la flora, los recursos hídricos y las tierras de cultivo, lo que pone en riesgo no solo la propia supervivencia, sino la paz y la seguridad a largo plazo.

Nos encontramos ante una tarea ardua y difícil, enmarcada dentro del compromiso de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

De esta forma, desde Afundación Obra Social ABANCA, queremos visibilizar no solo esta problemática a la que nos enfrentamos, sino también cómo a través del ODS 13, enfocado en la adopción de medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos, y del ODS 16, para la promoción de sociedades justas, pacíficas e inclusivas, tenemos en nuestras manos la posibilidad de hacerle frente y lograr una solución juntos.

comentarios